Cuando no conocemos el teatro donde vamos a actuar, siempre hay más nervios, más dudas…
El sonido, las luces, el escenario, todo es desconocido. ¿Y el público? ¿Cómo reaccionará?
El domingo pasado actuamos por primera vez en Massarrojos y no pudo salir mejor. No podemos estar más contentos,  tanto con el público que casi llenó la sala, como con toda la gente que nos ayudó en el montaje y desmontaje.
Gracias a la junta parroquial de la parroquia de la Asunción y Santa Bárbara por organizar el evento.
A Fernando Pascual, su representante, y a Fernando, Luis y Pascual por echarnos una mano en la parte técnica. ¡Y a Vicen, por amenizarnos la comida! Muchas gracias a todos.

Chicas de Balas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *